Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad y el sobrepeso son considerados como epidemia a nivel mundial.  De acuerdo con datos de la OMS se estima que en este año hay 2.300 millones de personas adultas con sobrepeso y más de 700 millones de obesos. La OMS define la obesidad como "una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud" y que afecta a todas las edades y grupos socioeconómicos.

Los expertos calculan que el 80% de los niños y adolescentes obesos continuarán siéndolo cuando lleguen a adultos si no se adoptan las medidas oportunas.

En la actualidad uno de los problemas que enfrenta México es la obesidad en niños "ocupando el primer lugar en obesidad infantil a nivel mundial", situación que se considerada como un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas en un futuro, las cuales pueden ocasionar grandes complicaciones en el organismo, hagamos conciencia, no es cuestión de estética, sino de salud.

Algunos Factores que se atribuyen al sobrepeso y la obesidad infantil son:

•Un desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico.
•El aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos con abundante azúcar, pero con escasas vitaminas, minerales y otros micronutrientes saludables, lo que se conoce comunmente como comida "chatarra" y el comer sin horarios establecidos.
•La tendencia a la disminución de la actividad física debido al aumento del sedentarismo, en la actualidad los niños ya no quieren jugar, prefieren cualquier actividad que les requiera el mínimo esfuerzo, como jugar videojuegos o pasar tiempo frente a la computadora y esto es alarmante.

En la obesidad infantil también influyen los factores sociales, ambientales, metabólicos y genéticos.        

¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene Obesidad ?

Ayudarle a un niño a perder peso no debe  ser una experiencia dolorosa. La nutrición puede ser divertida y es muy importante para los niños el demostrarles lo importante que es tener una alimentación saludable.

Enseñarles hábitos saludables es la mejor manera de demostrarle a tu hijo cuánto lo quieres y lo importante que es para ti su salud y bienestar.

La clave es empezar ahora. Mientras más crecen los niños más difícil es cambiar sus hábitos y costumbres. Es importante trabajar juntos como familia mientras el niño está todavía formando sus hábitos y preferencias de alimentos.


Cómo promover los alimentos saludables

•Los niños son el reflejo de sus padres, si usted comienza a adquirir habitos saludables, usted fomentará el comportamiento positivo en su hijo.
•Envuelva a los niños en las compras y en la preparación de los alimentos: Estas actividades dan a los padres pistas sobre las preferencias alimenticias de sus hijos, les enseñan nutrición, y les dan una sensación de pertenencia y complicidad en todo el proceso. Adicionalmente, los niños podrán estar más abiertos a probar alimentos que ellos propios prepararan o ayudan a preparar.
•Cuando compre alimentos, elija frutas y vegetales. Evite los alimentos de comidas preparadas, ya que contienen alto contenido de azúcar, sodio y grasa.
•Limite las veces que come fuera de casa.
•Evite mirar la televisión durante la comida.
•Asegúrese de que el desayuno sea parte de la rutina diaria de su familia, ya que es la principal comida del día.
•Aumento de la actividad física de la familia: La actividad física regular, en combinación con una alimentación sana, es la forma más eficiente de control del peso que existe. Planee ejercicios conjuntos con varios miembros de la familia, como paseos, bailar, andar en bicicleta o natación.
•Reduzca la cantidad de tiempo que usted y su familia dedican a actividades sedentarias, como juegos de vídeo, navegar por Internet o ver televisión.

"Padres, jueguen con sus hijos al menos 15 minutos diarios"

Recuerden que el hogar es el lugar donde se aprenden tanto los valores como los hábitos alimenticios y de actividad física, los buenos hábitos son imitados más que aprendidos. Los niños y adolescentes generalmente modelan su comportamiento imitando a los padres, por lo tanto muchos de nosotros necesitamos ser mejores modelos. El objetivo es no convertir el ejercicio físico en una obligación o en algo indeseable, sino todo lo contrario,  mostrar al niño que puede divertirse en algo divertido y hacer de ello una parte integrante de su vida cotidiana.

Consecuencias de la Obesidad Infantil

La obesidad infantil trae consigo consecuencias físicas y psicológicas que afectan de manera considerable la calidad de vida del niño. Hoy se sabe que el principal problema asociado a la obesidad es la diabetes tipo 2, una enfermedad que era considerada para adultos, pero hoy en día está presente en niños. Este tipo de diabetes es perjudicial para las arterias, la vista, el riñón, el corazón y el cerebro, provocando infartos.

Los problemas psicológicos suelen variar en función del sexo, los niños en la mayoría de los casos sufren una discriminación porque no suelen ser aptos en algunos deportes que requieren actividad física elevada, ocasionándoles inseguridad.

En cuanto a las niñas, la obesidad o el sobrepeso incrementan de manera notable el riesgo de sufrir trastornos de alimentación como anorexia y bulimia en la adolescencia.

Vivimos en la época en donde los estereotipos culturales tienden a tener una exagerada valoración hacía la delgadez

•Consecuencias a corto plazo: Alteraciones psicosociales, incluso en edades tempranas, burlas y marginación por parte de otros niños. 
•Consecuencias a medio plazo: Aumenta la incidencia de diabetes tipo 2, alteraciones respiratorias y cutáneas, mayor riesgo de intolerancia a la glucosa, hipertensión arterial y alteraciones del colesterol y triglicéridos, falta de agilidad.
•Consecuencias a largo plazo: Aumenta el riesgo de obesidad en edad adulta en un 75% de los casos y como consecuencia el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y una disminución en la calidad de vida.


OBESIDAD INFANTIL
UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

shape
ventas@innovaensalud.com  •  info@innovaensalud.com • 52 (664) 608 47 01